Artículo 4-Literatura para niños

La literatura infantil no sólo es entretenida y didáctica, sino que juega un papel fundamental en el desarrollo de las capacidades intelectuales del niño. En otras palabras, está demostrado científicamente que contar cuentos a los niños desde su más tierna infancia estimula la inteligencia. Además, cuando ya tienen un cierto dominio del lenguaje, conviene contar cuentos interactivos; es decir, hacerles partícipes con preguntas, como por ejemplo: ¿Por qué crees que “el personaje x” ha actuado así? ¿Qué pasaría si…? De esta forma el niño aprende a resolver problemas porque estamos estimulando el pensamiento abstracto, además de favorecer el desarrollo del lenguaje, la creatividad y la comunicación.

¿Le cuentas cuentos a tus hijos/sobrinos/nietos/alumnos?

A mí me apasiona, la verdad. Le he contado cientos de cuentos a mi sobrina, todos ellos inventados, pues le preguntaba: ¿Qué cuento quieres que te cuente? Y como le encantan los animales y ya sabía la dinámica, ella misma se inventaba un título. Ej: “El del erizo que se comió un queso”, “El del perro que se miró en un espejo”, “El del gato y el elefante”…

Otro punto importante: ¿Cómo estimularles en las comidas o en las cenas si el niño es poco comedor?

Muy sencillo. Si ya están acostumbrados a los cuentos y el nene está un poco remolón, recurres a la literatura:

-Venga, en cuanto te comas la manzana te contaré el cuento de… (y eliges el tema que sabes que más le gusta). ¡Siempre me ha funcionado!

Yo no recomiendo frases como: “Si no comes no vas a crecer y no te harás mayor”. Grave error que hemos heredado porque estás haciéndole creer al niño que el futuro es mejor que el presente, que ser mayor es mejor que ser niño, con lo cual, luego nos pasa que no valoramos el presente.

Antonio Gargallo Gil

Fecha publicación: Jueves, 7 de octubre de 2010

Artículo 3- El silencio: fuente de sanación

Artículo 5-¡No puedo con mi hijo! ¿Qué hago?